Deporte y filología

Hace treinta años, cuando la marca deportiva estadounidense NIKE comenzó a conocerse en España, los hispanohablantes pronunciaban el nombre de la empresa conforme a las reglas fonológicas del español: /níke/; posteriormente, por influencia de la pronunciación anglosajona comenzamos a decir /nik/ y la más popular /náik/. Algún estadounidense me ha asegurado que es frecuente la pronunciación /náiki/ en algunas zonas de América. La forma correcta de decir NIKE es /niké/.

El templo de Athenea Niké desde el propileo de la Acrópolis
El templo de Athenea Niké desde el propileo de la Acrópolis

Entre los griegos era muy común celebrar los triunfos bélicos y deportivos con tallas en las que se representaba a una pequeña diosa alada, que representaba la victoria. Esa diosa con frecuencia llevaba una corona de laurel o una palma, que eran también símbolos de la victoria. En ocasiones, la victoria (Νίκη) no era más que un aditamento de una diosa mayor.

A mediados del siglo V a.C., y con motivo del gran triunfo de los griegos sobre los persas en la batalla de Salamina (448 a.C.), se comenzó a pensar en levantar un templo en la Acrópolis ateniense que conmemorara los triunfos de los ejércitos griegos. El templo, finalmente, se construyó en torno al 420 a.C., junto a los propileos de la Acrópolis (en la foto) y se consagró a la inmortal Athenea Niké, la Atenea victoriosa. Al parecer, el arquitecto fue Kalikatres, que también participó en otros templos del recinto sagrado. En el interior del pequeño templo, en la cella, había una estatua de Niké a la que se le cortaron las alas, para que nunca abandonara la ciudad.

A mediados de los años sesenta, un comercial de ropa deportiva japonesa llamado Phil Knight, y el entrenador de atletismo de la universidad de Oregón, Bill Bowerman, fundan una empresa de ropa deportiva en Baeverton (Oregón) a la que llaman NIKE: una referencia a la diosa griega de la victoria: Νίκη.

Por tanto, el nombre de la famosa marca deportiva debe pronunciarse /niké/, y cualquier otra expresión será una evolución que los filólogos llaman "corrupción".

Templo de Athenea Niké en la colina sagrada de la Acrópolis
Templo de Athenea Niké en la colina sagrada de la Acrópolis

Si deseas hacer algún comentario, pulsa en el título de la entrada y aparecerá un cuadro de diálogo en el que podrás insertar tu opinión.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    JCV (domingo, 11 agosto 2013 19:21)

    Desde Twitter, @lasombradulises [María], me hace algunas precisiones: para empezar, no es necesario "helenizar" el nombre del arquitecto, y bien puede escribirse Calícrates y no Kalikatres, como he apuntado en la entrada. En segundo término, los helenistas admiten que todos pronunciamos /niké/, aunque la teoría fonética debería inducirnos a pronunciar /níke/, al estilo latino. Me sugiere María que tal vez se deba a una influencia del helenismo francés.
    Muchas gracias a mi queridísima María por sus precisiones. En todo caso, el luciernaguismo de la entrada se concentraba en lo divertido que resulta el hecho de que una marca de ropa deportiva tenga estos antecedentes.
    Abrazos.