De nuevo en las cumbres

De izquierda a derecha: Peñalara, Dos Hermanas, Siete Picos, Bola del Mundo, Maliciosa.
De izquierda a derecha: Peñalara, Dos Hermanas, Siete Picos, Bola del Mundo, Maliciosa.
La Mujer Muerta... desde la cara sur.
La Mujer Muerta... desde la cara sur.

La última vez que subí hasta el collado de Marichiva, por la empinada Vereda Poyal de la Garganta, hacía un frío de mil demonios. En Madrid, las chicas habían sacado ya las sandalias, pero en la montaña, a 1.700 metros no se veía un burro a tres pasos. Además -y como siempre en el Valle de la Fuenfría-, soplaba un viento gélido y pertinaz.

En esta ocasión, adelantada como va la primavera, me encontré con prados de un verde refulgente, llenos de flores, arbustos enloquecidos de gencianas, grupos de pájaros alborotadores en los bosques, senderos umbríos... y un sol de justicia.

El destino era "el 2.000 extraviado", un monte de ascensión fácil, llamado Peña del Águila (2.011), que parece enfurruñado, y apartado del cordal principal que separa Segovia de Madrid. Espectaculares vistas de las llanuras castellana y madrileña, a un lado y otro del pico; y panorámica de la vertiente sur de La Mujer Muerta y de los picos más importartes de la Sierra, desde la lejana Peñalara a imponente Maliciosa. 

Praderas del valle; al fondo, Siete Picos
Praderas del valle; al fondo, Siete Picos
Genciana, genciana, genciana... ¡genciana por todas partes!
Genciana, genciana, genciana... ¡genciana por todas partes!

Si deseas hacer algún comentario, pulsa en el título de la entrada y aparecerá un cuadro de diálogo en el que podrás insertar tu opinión.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    chanel replica handbags (martes, 19 agosto 2014 12:29)

    Genciana, genciana, genciana... ¡genciana por todas partes!