Überraschung Unter den Linden

Hay épocas en las que uno se topa con verdaderas y abrumadoras maravillas. Por ejemplo, en los últimos días me he visto por sorpresa ante el auténtico busto de la reina egipcia Nefertiti, con varias obras maestras de David Caspar Friedrich, he pasado por la avenida procesional y bajo las puertas babilónicas de Ishtar, he venerado a Schiller en una plaza prusiana, he subido la empinada escalinata del templo de Pérgamo, me he sorprendido ante un edificio de Mies van der Rohe, he paseado por un parque versallesco, he visto el tesoro de Schliemann, una extraordinaria cúpula de Jean Nouvel, la fachada -romana, entera y verdadera- del mercado de Mileto y otras cien mil cosas curiosas y sorprendentes.

También he visto esto en un muro:

 

Escribir comentario

Comentarios: 0